La Cámara de Apelaciones resolvió enviar el expediente al Tribunal de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios Judiciales en el cual se solicita la apertura de un juicio político al fiscal de la Cuarta Circunscripción Judicial con asiento en el departamento Santa María, Marcelo González.

De acuerdo con lo dado a conocer por el diario El Esquiú, en la jornada de ayer se reunió la Cámara de Apelaciones integrada por los jueces Raúl Da Prá, Juan Pablo Morales y Edgardo Álvarez, a los fines de determinar si hacían o no lugar el pedido de archivo de una causa.

En cuanto a la causa, investigada por una jueza de Garantías, según se pudo conocer, en el año 2013 el fiscal González se vio involucrado en un siniestro vial, oportunidad en la cual habría colisionado su camioneta con una moto, sufriendo como consecuencia de esto lesiones el ocupante del rodado menor.

Ante este hecho vial, González no se habría querido someter al dosaje de sangre –esto se lo solicita para determinar con análisis posterior la presencia de alguna sustancia prohibida-, además de que testigos señalaban que el propio representante del Ministerio Público intentó “hacer pasar” que la persona que conducía era su pareja.

Las actuaciones del siniestro vial avanzaron hasta que se solicitó el archivo de la causa porque al ser un delito culposo no corresponde el desafuero y el expediente llegó hasta la Cámara de Apelaciones a pedido del abogado de la victima del hecho, este presentó un recurso de apelación dando a conocer las irregularidades que pesarían sobre la causa.

Con el análisis de las actuaciones obrantes en el expediente, sumado a otras cuestiones legales, los miembros del Tribunal decidieron no hacer lugar el pedido de archivo de la causa, además de disponer que las actuaciones sean enviadas al Tribunal de Enjuiciamiento de Funcionarios y Magistrados de la Provincia, para la apertura del Juicio Político o “Jury” en contra del fiscal Marcelo González.

Pericias

A los puntos ya mencionados, como por ejemplo la falta del dosaje de sangre e intentar simular que la que conducía el rodado era la pareja del fiscal Marcelo González, se encuentra, según las fuentes consultadas, una pericia accidentológica en la cual se señala que el funcionario judicial habría actuado en forma imprudente.

Fuente: Diario el Esquiú – 20/10/17