A una semana de conmemorarse el día internacional del trabajador, en una entrevista con el elantigal.com, “Chano Muña Muña” cuenta cómo festejó su día. Aprovechó la oportunidad para saludar a todos los trabajadores de Santa María, hizo un balance de la temporada de verano y cuenta cuáles son sus proyectos para resto del año.

“Quiero dar un gran saludo para todos los trabajadores de Santa María y el país, que me conocen y me comprar los yuyos, me reciben cuando los visito en las oficinas, casas o en la calle. (…) Ojalá la pasen bien y haya trabajo para que me compren los productos (risas). Como siempre les digo no corten el tratamiento y pasen un feliz día”, expresó con mucha alegría.

Bernardino Antonio Cruz, el santamarianos más conocido en el país, todos los fines de semana se mueve por el valle calchaquí y nunca se sabe cuál es su paradero; está en Santa María, Amaicha del Valle, Cafayate o Tafí del Valle, quizás en todos los lugares en un mismo día. Y durante todo el año visita diferentes festivales y recorres varias provincias del país.

– ¿Cómo pasaste el día del trabajador?

– Trabajando, vendiendo muña muña, era un fin de semana largo y salí por todos lados. En mi casa hicimos un asadito con familiares y amigos el lunes, pero los otros días recorrí los lugares como Amaicha y Cafayate, a donde hay gente.

-¿Cuál es el balance de la temporada de verano, como estuvo la venta?

-Hubo bastante gente, más que todos los años, porque yo ando en Amaicha, acá en Santa María, Cafayate y Tafí, hubo muchísima gente. La venta estuvo linda, bien. En el festival del Yokavil vi más que gente que otros años, estaba lleno, aquí soy local yo y la gente me conoce; estuvo muy lindo. Pero en la Pachamama me sorprendió la cantidad de gente que fue este año, parecía un hormiguero. En los otros festivales como El Queso y La Serenata también me fue bien, lindo.

-En la fiesta del Yokavil fuiste la atracción de la TV Pública.

-Sí (risas), ellos vieron que la gente me quiere y me saluda. Porque todas las noches estuve vendiendo muña y regalando albahaca. Pude andar por todo el predio, acceso total tenía y les regale albahaca y muña para que comiencen el tratamiento. La gente me dijo que aparecí varias veces por la pantalla. La pasé bien el festival, mucha gente quería empezar el tratamiento (risas), todo bien con la TV Pública.

-¿Qué es lo que se viene para el resto del 2017?

– Pensar en la fiesta del poncho, ahí es mi fuerte en el invierno. Ya estoy preparando los yuyos, voy al cerro a juntar y hacerlos secar a la sombra en un plástico limpio. Después los selecciono y los pongo en la bolsita. Cada vez que voy al cerro le pago a la pachamama para que siga habiendo yuyos, le llevo coca. Espero que me vaya bien en el poncho si dios y la virgen quiere.

-¿El día del niño?

También, ya vamos a empezar a trabajar para el festejo. Te cuento que ahora no estoy solo, ya se armó una comisión con gente del barrio así que esperemos hacer una linda fiesta. Quiero aclarar, el festejo del día del niño no es solo para los chicos de Famatanca sino para todo los niños de Santa María y San José. Todos pueden venir. Yo lo festejo porque nunca tuve un juguete y ahora quiero ayudar a que todos tengan uno.

Chano Muña Muña no solo vende el “yuyo mágico”, en cada bolsita va un pedazo de su gran corazón y amistad. A una semana del día del trabajador elantigal.com homenajea a todos los trabajadores de Santa María a través de esta entrevista.