Las perspectivas sombrías que le deparan a la economia del pais, en general, y en materia de recursos destinados a la construcción de viviendas, en particular, desalientan las esperanzas de las familias que ansían tener una casa propia, a través de los programas de viviendas del estado, y ponen de relieve situaciones de injusticias relacionadas a viviendas entregadas pero que las familias no habitan por diferentes razones, frecuentemente, porque poseen otra vivienda, entre otras.

Ese es un gran problema y estamos siendo muy cuidadosos en las últimas entregas que se realizaron. Hay muchas denuncias de viviendas que no están siendo habitadas, pero nosotros no tenemos el poder de policía para desalojar, pero sí la posibilidad de monitorear la situación de la misma, y es en función de las denuncias que hacen las personas, los vecinos. Es importante la denuncia, nosotros en ese caso alentamos a los vecinos que hagan las mismas”, remarcaron desde el Instituto Provincial de la Vivienda, a través del Sr. Alejandro Díaz Martinez.

“Nosotros intervenimos, hacemos un seguimiento en esa vivienda y si tenemos que pedir el desalojo y sacarle la titularidad al actual dueño lo hacemos, para entregar a otro potencial beneficiario” advirtieron.

Desde el IPV aclararon que no se pueden alquilar ni vender la viviendas entregadas por programas estatales, rige una prohibición absoluta. Constituye una situación de irregularidad realizar acciones de ese tipo, a la vez que, invitan a aquellas personas que adquirieron las viviendas a través de una permuta, a que se acerquen al IPV para tratar de solucionar la situación, ya que es un hecho consumado, tienen la posesión de la vivienda pero no está en regla.

En el mismo sentido, solicitan que los deudores se acerquen a la institución para resolver la situación de la  deuda, ya que hay un incumplimento contractual. La cuota que dejan de pagar los beneficiarios significan menos viviendas para otras familias que necesitan. Si las familias que fueron beneficiadas pagan sus viviendas esos recursos se traducen en nuevas casas.